DIGITALIZACION Y MEJORA DE UNA UT 440 DE IBERTREN (y III)

Viewty

Si empezábamos esta “trilogía” con la UT 440 con su luz blanca, hora es el terminarla y lo hacemos con el piloto rojo de cola, indicando su fin.

Antes haremos un recordatorio con los enlaces a las dos primeras partes, que son: DIGITALIZACION Y MEJORA DE UNA UT 440 DE IBERTREN (I) y DIGITALIZACION Y MEJORA DE UNA UT 440 DE IBERTREN (II).

En este último capítulo nos ocuparemos tanto de la mejora de pintura y detalles como de las nuevas luces que sustituyen a las que traían, sustituyendo difusores rojos por leds de ese color y adaptando los de las luces blancas para que su intensidad sea la correcta.

Empezaremos por la pintura, pintando los techos en color gris RAL 7012 que corresponde al gris época IV común a casi todos los techos de material motor del parque RENFE de esos años. La pintura usada es de Acrílicos Vallejo, concretamente el gris imprimación de la gama Air, bastante resistente y que tiene como referencia la 71 097, aplicado con un aerógrafo de calidad previa limpieza y enmascarado de los techos.

Pero antes del enmascarado hemos de hacer que las perforaciones de los pantógrafos desaparezcan, ya que le pondremos unos de 269 de Kato, mucho más a escala que los que trae.

Viewty

Para ello, cortaremos un cuadrado de Evergreen transparente delgado. El material del que está hecho el blanco, si, es muy delgado que es lo que necesitamos, pero no resiste el pegamento líquido y se deforma en la zona del agujero grande que veis en el centro. La referencia concreta es la 9005 de Evergreen. De esta manera, cortaremos dos “quasi-cuadrados” ya que no lo son del todo, de 14 x 12.5 mm que pegaremos con pegamento líquido de Tamiya por ejemplo, cubriendo ambas superficies en la zona recuadrada en naranja.

Viewty

Quitaremos los topes, los difusores de luces, la caja de resistencias del coche motor y los burletes de intercomunicación entre ambos coches. Procederemos a enmascarar ambos a la altura de la línea del vierteaguas entre el techo y los laterales, sin olvidarnos de ambos testeros. Una vez todo cubierto, procedemos a pintar con aerógrafo ambos techos, quedando como veis en la foto. Si se usa una cinta de calidad, que no sea la típica de pintor sino una de modelismo reposicionable, los resultados suelen ser excelentes. Aunque seca al tacto en unos 20 minutos, no es conveniente su manipulación hasta pasadas unas 24 h, tiempo en el que adquiere una buena dureza resistente al tacto.

Haremos a continuación los agujeros de los pantógrafos en las zonas del techo que hemos cubierto. Para esto me he fabricado una plantilla usando una carcasa de la 269 de la colección de kiosko a la que he pegado someramente con cola blanca un trozo de Evergreen  de 1 mm de grueso para practicar los agujeros. Una vez conseguida esta plantilla, la posicionamos sobre ambas superficies practicando los orificios con broca de 0.7 mm de diámetro. Usamos un palillo de dientes redondo para que la plantilla no se nos desposicione mientras seguimos con los demás. Eso si, limpiaremos bien después las virutas de plástico que yo me las he dejado.

Viewty

Rematamos las carcasas pintando los cercos de los faros en color plata, así como los pequeños pilotos superiores. Si se pueden separar los cristales frontales, se pintan los cercos de las ventanillas en negro mate (en ésta en particular no se pudo hacer) y ya para nota, mojando la punta de un palillo de dientes en una gota de pintura rojo vivo, pintaremos los portaseñales en rojo. Haremos esto en los dos testeros.

Viewty

Como a muchas cosas, muchas, el macro no le hace justicia alguna y esta unidad no iba a ser una excepción. Técnicas de pintura y tampografía de los 80 unidas a técnicas artesanas de hoy hacen que de cerca no esté a la altura de los modelos de hoy en día, pero de lejos da el pego, que es de lo que se trata. Una vez todo seco, montaremos la caja de resistencias del coche motor, los burletes de intercomunicación y los topes, dejando los pantógrafos para el final por lo delicado de los mismos a la hora de manipular el coche motor.

Y vamos ahora con las luces, una blanca para el foco principal y otra roja para señalizar la cola por cada coche. Para los primeros echamos mano de un artículo anterior, Cambiando lámparas por leds y para las luces rojas, de este Fabricándonos unos leds “aereos” y una vez tengamos las 4 luces, seguiremos.

Viewty

Nos fabricamos ahora un par de pequeñas plaquitas como la de la imagen, de 2 cm de larga y 4 pistas de ancho a la que le soldaremos dos resistencias, 1 de 1 kΩ para el led blanco y otra de 10 kΩ para el rojo. La línea verde es un puente del que sale un solo cable negro (+) y las líneas blanca y amarilla van a las salidas de función del decoder a las que pusimos un conector en su placa con NEM (en el lado derecho de la placa que veis). En el otro lado tenemos las salidas hacia los leds.

A ambas placas le soldaremos los cables del lado derecho, unos  12 cm de largo (ajustaremos su largo antes de cerrar los coches) y los llevamos a un conector macho de paso 1.27 mm. Soldaremos los leds en sus respectivos sitios de la placa para probar su funcionamiento. Haremos esto mismo en ambos coches, observando que cambian las luces de manera correcta.

Viewty

Con todos los circuitos de luces ya realizados, nos queda colocarlos en su sitio, pero antes hemos de colocar las luces rojas y las blancas con sus difusores, en sus lugares correspondientes de esta manera,

Viewty

A los leds rojos aéreos les ponemos una tira de cinta aislante que lo fijará en el interior. Esta cinta sirve para sujetar los cables, y tirando suavemente de ellos colocar el led en su sitio. Bastará llevarlo con un palillo de dientes para encajarlo en su sitio. Cuidado porque puede salirse si no lo fijamos con un poco de cola blanca. En cuanto seque ésta lo aislaremos con la pintura en relieve negra de la que hablábamos en Fabricándonos unos leds “aéreos”. El resultado debe ser este,

Viewty

en donde vemos la pintura de relieve que cubre el led que veíamos en la foto anterior y que ejerce muy bien su función, evitar que el color  rojo se vea dentro de los coches. Dejaremos secar unas horas y trataremos los cables con sumo cuidado. Haremos esto en ambos coches.

Vamos ahora a por la luces blancas. Si en los faros rojos veíamos que prescindíamos del difusor de luz, en este caso, lo vamos a utilizar pero parcialmente,

Viewty

Cortaremos el difusor por la línea naranja. aprovechando solo el extremo de la izquierda. El resto lo desechamos ya que solo contribuye a que la luz se pierda con tanto recodo, lo mismo que nos pasaba con el rojo, pero aquí, al tener doble óptica, no bastaría con poner un led blanco.

Montaremos los trozos de difusores de nuevo en su sitio cuidando de que encajen bien, pegándolos con un poco de cola blanca aplicada con un palillo. Una vez seca pondremos los leds que hemos montado en las plaquitas, poniendo éstas de manera que el led quede justo enfrente del trozo del difusor. Las plaquitas pueden pegarse con un poquito de cianocrilato aplicado con un palillo. Nos debe quedar así,

Viewty

Cubriremos la zona de este montaje con un poco de cinta aislante negra a fin de que no pase demasiada luz a la cabina.

Ahora vamos a terminar la luces y para ello aproximamos la placa de resistencias con el conector que teníamos antes, soldando los cables (cuidado con la carcasa y el soldador) en las pistas que teníamos en una foto anterior y en el mismo orden. En el coche motor, tendremos especial cuidado con esta placa para que no caiga justo encima de decoder, sobre todo si hemos usado alguno algo grueso como el Esu de ésta, ya que si no, no cerrará bien. El sitio correcto es este,

Viewty

Pegaremos la placa en el techo, sujetaremos los cables con un poco de cinta aislante, volveremos a conectar las luces al chasis cuidando el orden de los cables y comprobaremos las luces antes de cerrar los coches y si todo es correcto, nos debe de quedar así,

Viewty

Fijaos que ya hemos colocado los pantógrafos de Kato en el coche motor, simplemente pegándolos con un poco de cola blanca aplicada con un palillo dentro de los orificios que hicimos antes.

Espero que disfrutéis ahora de una 440 sin fallos ni titubeos en vía y con una velocidad mínima sorprendente. Es una “currada” de impresión, pero vale la pena antes de tenerla inerte en una vitrina o parada en la estación. Hasta otra.

© 2015. Trenes de Altario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>