INDEPENDENCIA DE LUCES ROJAS EN LAS 276 DE STARTRAIN

La normativa de Renfe relativa a señales luminosas en locomotoras hasta finales de los años 80 diferenciaba día y noche para su aplicación. De esta manera, de día no mostraban señal alguna y de noche lo hacían mostrando luces blancas por delante y rojas por detrás siempre que fuesen aisladas. A finales de los 80 esta normativa cambió, mostrándose las señales luminosas tanto de día como de noche y tanto delante como por detrás, apareciendo los focos dobles en la mayoría de las series que de origen no los poseían. Traducido a nuestras escalas, las últimas realizaciones gozan de las mejoras que la miniaturización y la alta luminosidad han dado a los conocidísimos diodos LED que con dimensiones diminutas hacen que disfrutemos de modelos con un alto realismo. La disposición de los circuitos de nuestras locomotoras hace que el intercambio de las luces rojas y blancas se haga automáticamente al cambiar el sentido usando el mando ya sea éste analógico o digital, luciendo de manera permanente las que correspondan en cada testero, con la única excepción del digital que permite apagar todas si se pulsa F0 o la tecla asignada según el mando. Esto nos permite circular con la normativa antigua antes descrita de día o de noche siempre que nuestra locomotora circule aislada, pero remolcando un tren la cosa cambia porque nos sobran las luces rojas en ambas normativas. En analógico tiene dificil solución a no ser que acudamos a aislar las luces rojas haciéndolas pasar por microinterruptores que implican la manipulación de la locomotora fuera de la vía tanto para encenderlas como para apagarlas. Afortunadamente, en digital la cosa cambia. Los decoders de última generación de marcas como Zimo y Doehler & Haass por nombrar algunos, incorporan dos funciones extra que se activan de serie usando F1 y F2 y que permiten apagar o encender a voluntad las luces rojas de cada testero en una locomotora provista de un deco adecuado.

En esta ocasión, vamos a desarrollar esta mejora en una 276 de Startrain, que al llevar los faros rojos de cola en la parte de arriba de los testeros, “cantan” bastante si llevan una composición remolcada.

Viewty

Para ello empezaremos desmontando la carcasa de la locomotora. Quitaremos los topes, enganches, tanto el simulado como el normalizado de escala N, liberando así el faldón. Después quitaremos el “techito” superior haciendo presión con el pulgar en el interior mientras con otros dos dedos abrimos los laterales del bogie del que hayamos quitado todos los elementos comentados, sacando a continuación las “tripas” de la locomotora para proceder a su modificación.

Tenemos ahora la PCB a la vista. Quitaremos los dos tornillos que la sujetan, el clip que sujeta los bornes del motor y a su vez también la PCB, desoldaremos los 4 cables de las tomas de corriente, que vienen de los bogies y que se sueldan en cada esquina de la placa y liberaremos con mucho cuidado los dos grupos de luces dejando así la placa libre para actuar sobre ella.

Viewty

En la imagen vemos un rectángulo rojo dentro del cual tenemos el famoso condensador C1 en paralelo con el motor. Simplemente lo eliminaremos. El rectángulo amarillo contiene un componente de color verde que no es más que una PTC. Muchas veces, esta PTC altera su valor y cuando se calienta deja de funcionar quedándose la locomotora parada en vía con las luces encendidas. La solución pasa por hacerle un puente o eliminarla sin más y puentear los pads en donde está soldada. Ahora nos fijamos en ese aspa roja sobre una pista, abajo hacia la derecha, que será el lugar donde tendremos que cortar la misma para lograr la independencia de las luces rojas del lado derecho. Lo que haremos será soldar un cable de color rojo justo a la derecha del corte y que llevaremos al decoder. En la otra cara de PCB actuaremos también de esta manera,

Viewty

cortaremos la pista que tiene el aspa roja y soldaremos otro cable rojo justo a la izquierda del corte. Las soldaduras, en ambos casos, siempre se hacen hacia el exterior del circuito, hacia las resistencias, ya que como dije antes, estos cables irán a parar a las salidas auxiliares del decoder que gobernaremos con las teclas de función F1 y F2.

Viewty

Estañaremos los pads del decoder para recibir los cables que hemos preparado. La salida AUX 1 es la externa de las dos y la AUX 2 la interna. Insertaremos el decoder en su conector NEM Soldaremos a la primera el cable de la parte superior de la placa (la que nos queda a la vista) y a la segunda el cable que viene de la parte inferior. Conviene darle un poco de más longitud a estos cables rojos, a fin de que si tenemos que cambiar algo, no vayan tan justos. Nos debe quedar una cosa así,

Viewty

Por último comprobaremos que se encienden las luces rojas al pulsar F1 y F2. Una cualidad de estos decoders Doehler & Haass (y de los Zimo) es la que se denomina Preclusión, que permite el apagado por testeros. De esta manera, podemos hacer que la locomotora circule como si no hubiésemos hecho nada (con luces rojas y blancas que conmutan con el sentido de la marcha) y pulsando F1 o F2 apagamos las luces (sean rojas o blancas) del testero contrario a la marcha que deseemos.

Para ello, deberemos tocar la programación de unas CVs, que son para los Doehler &Haass:

CV33 = 9

CV34 = 6

CV113 = 1

CV114 = 2

CV115 = 1

CV116 = 2

Aparte, para el buen funcionamiento del motor, tocaremos CV2 = 3, CV5 = 127, CV48 = 7, CV49 = 0, CV50 = 0 y CV56 = 6. Gracias a eso cortes y a esos cables que van a los pads de funciones del decoder, así como a esas CVs primeras, la locomotora se comporta como si no hubiésemos hecho nada, pero cuando remolca un tren y queremos apagar las luces rojas del lado donde está éste, bastará seleccionar F1 o F2 consiguiendo que se apaguen las luces rojas, contribuyendo a aumentar el realismo.

Nos queda colocar los cables bien sujetos tal y como venían, cerrar la locomotora, y partir de ahora podremos disfrutar de una locomotora dotada con esta útil funcionalidad.

© 2015. Trenes de Altario